Como promover el desarrollo cognitivo de los niños

El desarrollo cognitivo se caracteriza por la forma en que un niño aprende, incorpora conocimientos e interactúa con su entorno. Un niño se beneficiará de las actividades que promueven el aprendizaje activo para adquirir diferentes habilidades cognitivas.

Se puede fomentar el desarrollo cognitivo en las áreas de memoria, concentración, atención y percepción incorporando actividades simples en la rutina diaria de los niños.

Aquí hay algunas ideas sencillas en las que puede ayudar al desarrollo cognitivo:

1. Canciones

Las canciones ayudan a promover la memoria y la identificación de palabras.

Los padres pueden proponerles canciones sus hijos y animarlos a cantar juntos. Poner sus canciones y música favoritas en la casa y en el automóvil con regularidad los estimula a memorizar las palabras y cantar. Los docentes también pueden utilizar las canciones en distintas materias para que los pequeños aprendan algunos contenidos sencillos.

2. Practicar el alfabeto en casa

Ayude a su hijo a identificar letras cantando la “Canción del alfabeto”, leyendo libros o jugando con rompecabezas del alfabeto.

Aquí hay un ejemplo de un juego fácil para ayudar a su hijo a aprender las letras:

  1. Recorte cuadrados individuales que muestren cada letra del alfabeto escrita en colores brillantes.
  2. Mézclelos y pégelos con cinta adhesiva en varias superficies de la casa.
  3. Repase el alfabeto con su hijo y anímelo a buscar por la casa para encontrar la siguiente letra y pegarla en la pared en orden.
  4. Cuando termine, deje las letras del alfabeto en orden en la pared hasta que esté listo para jugar de nuevo.

3. Practicar formas y colores

Los padres pueden identificar formas y colores al interactuar con su hijo. Puede decir, “Esa es una bola azul redonda”, cuando juegue en el patio o “Esa señal es un octágono rojo” cuando se acerque a una señal de alto.

En la escuela el aprendizaje basado en proyectos plastica puede ayudar a los alumnos a aprender de una forma más activa.

4. Haga preguntas

Una forma de ayudar a los niños a aprender a pensar por sí mismo es hacerle preguntas: “¿Qué juguete debemos recoger primero cuando limpiamos la sala de estar?” o “¿Por qué es importante bajar las escaleras lentamente?” Hacerle preguntas lo ayuda a aprender cómo resolver problemas y comprender mejor cómo funciona su entorno.

5. Visitar lugares interesantes

Las excursiones a museos infantiles, bibliotecas o incluso el mercado de agricultores de su localidad ayuda a estimular la curiosidad de los niños y brindarle experiencias prácticas. Hacerles preguntas mientras exploran y escuchar sus respuestas y reacciones.

6. Jugar con artículos cotidianos

Jugar con artículos domésticos cotidianos es educativo, divertido y rentable. Animar a los niños a que combinen tapas de varios tamaños con ollas u otros objetos, o pedirles que se miren en un espejo y señalen su nariz, boca, ojos, etc.

7. Ofrecer una variedad de juegos

Jugar una variedad de juegos con los niños ayuda a fomentar la resolución de problemas y la creatividad. Si son pequeños, pueden construir con bloques o figuras. A medida que crecen, pueden comenzar con juegos de mesa, rompecabezas o jugar a las escondidas.