Directo a emergencias

Que los niños se viven golpeando no es novedad, por más que el momento en el que nos sentimos más malas madres es cuando paseamos con el niño con un huevo en la cabeza y todos nos preguntan pobrecito ¿Cómo se golpeó?…Es difícil pasar el momento en que uno sabe que la otra persona está pensando…¡Qué mala madre, seguro que estaba en facebook cuando el hijo se cayó!… Bueno otra vez, los niños se golpean, por más atención que les prestemos… Ahora la pregunta del millón:

¿Cómo diferenciar la gravedad de un golpe y distinguir si llamar a la emergencia o llevar al niño a la guardia del hospital?

Todos sabemos que cuando después de un golpe muy importante el bebé pier­de el conocimiento y no lo re­cupera, es importante no mo­verlo y llamar a una ambulan­cia rápidamente. Pero, en los demás casos, es preferible que nosotros mismos lo lleve­mos al hospital más cercano, sobre todo cuando:

  • En el momento del inciden­te o más tarde ha perdido el conocimiento.
  • Presenta dificultades res­piratorias.
  • Está muy pálido.
  • Su coordinación es anor­mal: no reacciona, se cae o tambalea al caminar, habla con mucha dificultad.
  • Presenta una gran somno­lencia o sopor y no hay ma­nera de despertarlo.
  • El llanto persiste más de diez o quince minutos después del incidente o el dolor es fuerte y no cesa  o el dolor es fuerte y no cesa..
  • Se muestra muy irritable y su comportamiento no es el habitual.
  • Vomita más de una vez.
  • Tiene un gran hematoma.
  • Tiene un gran hematoma.
  • Sangra mucho por la zona afectada.
  • La herida es muy profunda.
  • El instinto materno nos di­ce que “algo no está bien”.

Siempre es mejor prevenir que curar y acudir a la guardia del hospital o la clínica por las dudas nunca está de más, por más que solo parezca un chichón, si el niño tiene alrededor entre 1 y 3 años y la caída fue de más de un metro de altura no hay que dudar en llevarlo urgente. Si cayó de una altura menor a un metro evaluemos como está, si vemos alguno de los síntomas enumerados arriba llevarlo a la guardia. Si el niño tiene menos de un año y se golpeó la cabeza mejor llevarlo al hospital por más que no parezca nada grave. Y si el que sufre la caída es un bebé menor de 6 meses llevarlo aún cuando no se haya golpeado la cabeza, puede tener una fractura menor en cualquier parte del cuerpo.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Pingback: Antonia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s