EL SEGURO DE VIDA RIESGO Y LA PROTECCIÓN FAMILIAR

Factores que influyen en la contratación de un seguro de vida.

A la hora de abordar la contratación de un seguro de vida riesgo o seguro de familia entran en juego una serie de factores.

Comparar varias opciones, primero que nada, hacer énfasis en el tipo de seguro que le interesa, leer bien la letra pequeña, ya que es una inversión.

En cuanto a los elementos externos (de la compañía) es importante destacar: la imagen de la aseguradora,  la falta de especialización de los canales de venta, la frecuente dificultad que tiene el asegurado en la comprensión de la terminología utilizada en la póliza.

Entre los factores externos también se destaca el nivel de renta per cápita, ya que a mayor nivel, mayor propensión a adquirir un seguro de vida. Además influye la cobertura de la Seguridad Social y las prestaciones públicas (salud, jubilación, viudez, seguro del hogar,etc.), hace que los seguros de vida riego no sean considerados indispensables para las personas con niveles salariales bajos.

¿A qué edad contratar un seguro y cuánto cuesta?

Generalmente, la idea de un seguro de vida comienza cuando la persona tiene cargas de familia, se estima a partir de los 30 años contrate un seguro de vida. De todos modos la mayoría de los expertos coinciden que la franja mejor para la contratación del seguro de vida oscila entre los 30 y los 50 años.

¿Quién es el beneficiario?

En caso de:

  • Invalidez, el beneficiario de una póliza de vida suele ser el propio contratante.
  • Fallecimiento, el titular puede designar a cualquier persona como beneficiario. Lo frecuente es que se trate del o la cónyuge, los hijos, los padres u otros familiares que sean los herederos que indique la ley.

NOTA: El contratante podrá modificar a los beneficiarios en cualquier momento y tantas veces cuantas desee pero estos deberán estar informados de la existencia de la póliza.

Estado de salud a la hora de contratar un seguro de vida-riesgo

Para contratar un seguro, el contratante se someta a un reconocimiento médico. Ya que es una forma de medir el riesgo de la póliza. Y las aseguradoras están en su derecho de solicitarlo. Este chequeo médico es lo que las compañías aseguradores suelen pedir al cliente sobre todo en el caso de que el importe que se quiere asegurar sea alto. Cuando el capital asegurado no tiene un peso tan importante, la compañía solicitará simplemente que el contratante complete un cuestionario sobre su salud.

NOTA: Una persona padece alguna enfermedad, crónica o no, puede conseguir también un seguro de vida. Una vez estudiado el caso en particular y en función del tipo de enfermedad, podrá  tramitar una póliza de vida con normalidad o con una sobreprima, una exclusión o una limitación de garantías.

Desconocimiento por su seguro de vida

Las personas que declaran tener contratado un seguro de vida “open market” tienen demasiado desconocimiento sobre su seguro. 8 de cada 10 ciudadanos no sabe precisar cuánto paga por el seguro, mientras que una quinta parte no sabe precisar la compañía con la que lo tiene contratado, y ese mismo porcentaje no pudo detallar cuanto capital que obtendría su familia en caso de que se produjese una situación dramática.

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Pingback: Creta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s